Aportes de Guatemala al mundo

Las riquezas del país y el ingenio de los guatemaltecos han aportado sabor, color, conocimiento y respiro al mundo. Estos son algunos aspectos que nos hacen únicos y orgullosos de ser chapines.

Más que paisajes y una cultura ancestral, Guatemala sorprende al mundo con una variedad de tesoros tangibles e intangibles.

Frutos tan apreciados como el cacao, platillos con sabor único como el pepián, combinación de colores que narran historias en los huipiles y melodías de marimba que han traspasado fronteras, también forman parte de las riquezas con las que Guatemala sorprende a los habitantes de otras partes del mundo.

Una pieza clave en la historia de la humanidad

La cultura maya es reconocida por sus escritos, avances astronómicos, matemáticos y arquitectónicos, el cultivo avanzado de granos como el maíz, su organización política y creaciones artísticas que cautivan al mundo.

Guatemala alberga la mayoría de las ciudades con templos relevantes, ya sea por su tamaño o riqueza histórica. Algunas de estas ciudades mayas son Tikal, Uaxactún, Ceibal, Aguateca, Yaxhá, Piedras Negras, Zaculeu y El Mirador, convirtiéndose en referente de la cultura maya y en la historia de la humanidad.

Atractivos turísticos para todos los gustos

Además de lugares turísticos que capturan la historia, como las ciudades mayas, Antigua Guatemala y Quetzaltenango; Guatemala también es famosa por ofrecer aventura a la altura de majestuosos volcanes. El volcán de Fuego, de Pacaya, de Agua, de Ipala, de Acatenango, Tajumulco y Tolimán son algunos de los más fotografiados por turistas extranjeros.

Los ríos Cahabón, Nahualate, Chiquibul, Ocosito y Coyolate también son un atractivo para quienes disfrutan de practicar rafting. La tranquilidad y majestuosidad de Semuc Champey y el lago de Atitlán son otras de las riquezas admiradas por visitantes de todo el mundo.

Un pulmón para el planeta

La Biósfera Maya representa 2.2 millones de hectáreas de bosque que albergan lagos, lagunas, ríos, arroyos, cenotes, variedad de fauna y flora, por lo que en 1979 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Es la mayor superficie de bosque tropical en Centroamérica, lo que significa una gran reducción de dióxido de carbono en el planeta.

Frutos de nuestra tierra

El café de Guatemala empezó a compartirse al mundo en 1853 y en la cosecha 2019-2020 se exportaron 4.16 millones de quintales de café oro, siendo uno de los productos agroindustriales más preciados del país.

De igual manera, la dulzura del azúcar llega a 59 países y regiones de los cinco continentes, según datos del Banco de Guatemala, siendo los principales destinos Canadá, Estados Unidos y Chile.

El cacao de Guatemala también representa otro de los productos apetecibles para países como Estados Unidos, Italia, Holanda, Francia, Alemania y Japón, compradores de las 196 toneladas métricas exportadas en 2020, según la Asociación de Exportadores de Guatemala (AGEXPORT).

En la lista de productos agrícolas con los que Guatemala deleita al resto del mundo se encuentra el banano, el melón, los ejotes, las papayas, las piñas, los limones, los aguacates, los plátanos, los mangos y las bayas.

Sabores únicos

A los productos agrícolas se suman los platillos que, preparados con una sazón única, han conquistado el paladar de turistas. El jocón, el pepián, el kaq’ik, el pinol, los plátanos en mole y el fiambre son delicias que forman parte del Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, no solo por su combinación única de sabores, sino también por su legado cultural. A ellos se suman esos antojitos chapines como tostadas, chuchitos, chiles rellenos y una variedad de dulces típicos que han dado la vuelta al mundo.

Sonidos, letras y colores

La marimba fue declarada símbolo patrio en 1999, si bien no es un instrumento musical exclusivo del país, en pocos lugares del mundo sus teclas han inspirado miles de melodías, entre las que destacan El Ferrocarril de los Altos, Luna de Xelajú, Lágrimas de Thelma y Las chancletas de Nayo Capero.

La literatura guatemalteca también representa un aporte importante para la humanidad, empezando por el Popol Vuh y obras de Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel de Literatura, entre muchos otros escritores de todas las épocas.

No podemos dejar fuera las obras plasmadas en los trajes típicos. Los huipiles son verdaderas joyas que representan la identidad de cada pueblo y cuentan su historia con hilos en los que cada color y figura tienen un significado en la cosmovisión maya. Esta expresión artística también se observa en los barriletes gigantes de Sumpango, únicos y admirados por turistas extranjeros.

Ingenio guatemalteco

La ciencia y la medicina también han recibido el aporte de guatemaltecos como Luis von Ahn, creador de los sistemas Captcha y reCaptcha para diferenciar entre usuarios humanos en las plataformas digitales y evitar el ingreso de robots. Además, también ha facilitado el aprendizaje de idiomas con su aplicación Duolingo, descargada en diferentes países del mundo.

Otros inventos de guatemaltecos en beneficio a la humanidad son la membrana biológica Biofilm, diseñada por el doctor Carlos Alvarado Dumas para su aplicación en quemaduras. Las versiones mejoradas de este producto se conocen como Ixel I e Ixel II.

El doctor Carlos León Roldán creó un dispositivo óptico para tratar ciertos tipos de ceguera. Y un grupo de inventores en conjunto con el Benemérito Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala diseñaron los Magic Lens, que cuentan con una cámara y un sistema auditivo para leer la denominación de los billetes, siendo de gran beneficio para personas no videntes.

Sin duda, aún hay muchos aportes más de Guatemala al mundo, pero este resumen recuerda las riquezas disponibles y el ingenio de guatemaltecos cuyo aporte hace brillar al país.