Con sostenibilidad se construyen las historias de nuestra Guatemala

Exportación de flores y vegetales, así como un programa de alimentos para escolares, son iniciativas lideradas por Progreso a través de su unidad Agro y la marca Cementos Progreso en San Juan Sacatepéquez. Con ellas se crean encadenamientos productivos y empresariales dirigidos a la auto sostenibilidad y se evita la emigración.

“La Tierra de las Flores”, como se le conoce a San Juan Sacatepéquez, es un municipio caracterizado por la amplia y buena calidad de la cosecha de flores, siendo la fuente de ingreso principal para más de seis mil pequeños productores.

En abril de 2021, cultivadores de rosas de la comunidad Pajoques hicieron su primera entrega de rosas en ciudades de Estados Unidos, mediante una alianza con la empresa Primarosa y la unidad Agro de Progreso.

Con esta iniciativa se exportan alrededor de 12,000 rosas semanales, generando empleo y capacitaciones a los productores. Esto después de que el 75% de este sector se viera afectado por la pandemia del covid-19, según la Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport).

La iniciativa también permitió la contratación temporal de 50 a 80 mujeres para que trabajen en la planta Primarosa, en Zaragoza, Sacatapéquez.

Vegetales de Guatemala para el mundo


La tierra de San Juan Sacatepéquez también permite el cultivo de vegetales de calidad, sector en crecimiento gracias a la alta demanda de alimentos saludables. En este nicho surgen diferentes iniciativas de encadenamiento productivo para contribuir con la economía local y la seguridad alimentaria del municipio. Estos cultivos permiten a las familias sanjuaneras vender y consumir las legumbres producidas.

El proyecto “Emprendimiento agrícola para la exportación de vegetales” se ha implementado en Finca El Pilar, mediante una alianza con San Juan Agroexport, para fomentar la siembra de productos enviados a mercados internacionales.

Uno de los primeros cultivos con este modelo fue el ejote, con el cual se brindó oportunidades de empleo y alianzas. Los productores recibieron apoyo con tecnología de riego por goteo y fertilizante.

Alimentación de calidad para escolares


Con el programa Jardines Vegetales, apoyado por Finca El Pilar, Agromsa, Cementos Progreso y Fundación Carlos F. Novella, se fortalecieron las capacidades técnicas y buenas prácticas en el cultivo de hortalizas a dueños de 35 huertos entre 2019 y 2020.

Los participantes también tuvieron la oportunidad de inscribirse este año en el Programa de Alimentación Escolar para llevar alimentos sanos y de calidad a 220 escuelas. De esta manera se benefició a 60,000 estudiantes en 10 comunidades de San Juan Sacatepéquez.

Para Reina Chamalé, productora de Sajcavillá, “esta oportunidad mejora nuestra economía y podemos aportar a las escuelas. Nosotros producimos hierbas y tomate, maíz, frijol y limón. Este es un proyecto en el que como mujeres nos valoran”.

El modelo implementado en San Juan Sacatepéquez es referente para otras localidades. “Estos proyectos sostenibles se pueden escalar y replicar en beneficio de los agricultores locales, de sus familias y las escuelas”, indicó Héctor Rodríguez, jefe de proyectos agrícolas de Agromsa.

En los siguientes meses se planea implementar estas iniciativas en la zona oriente del país y áreas del corredor seco.

Un compromiso con el desarrollo


Cementos Progreso es pionera y signataria del Pacto Global de Naciones Unidas. Los cuatro pilares por los que se rige la empresa empatan con al menos 10 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), implementando acciones que contribuyen al avance de la Agenda 2030. Por ello se trabaja de manera estratégica en iniciativas como las implementadas en San Juan Sacatepéquez que responden a dichos objetivos.

Se estima que el 80% de trabajadores de la floricultura en San Juan Sacatepéquez son mujeres de áreas rurales.

La exportación de vegetales benefició a 30 personas con trabajo temporal, la mayoría son mujeres que participaron en el corte de ejote.